26 Oct, 2020

La COVID y la espalda de los niños

Esta es la vuelta al cole más convulsa de los últimos años. Las madres liadas con los diferentes horarios y procedimientos del colegio. Cada año es un reto, pero este año parece más bien un trialon. Horarios, gel, mascarilla, distancia de seguridad, medir la temperatura antes de acudir al cole, no llevar al niño si tiene el más mínimo síntoma, pedir cita al médico y llevarle, aislamiento cuando hay sospecha o si ha tenido contacto estrecho… todo un reto.

Las mochilas son un gran invento para llevar libros y material escolar. El uso inadecuado produce daños en las articulaciones y músculos del cuello, hombros, espalda, y piernas. Por esto, debemos hacer hincapié en medidas para prevenir las lesiones de espalda evitando el perjuicio para la salud.

Reducir al máximo la carga de la mochila.
Ordenar el contenido, colocando las cargas más pesadas en la parte inferior y más pegadas a la espalda. De tal modo que el mayor peso quede cerca de la cintura.
La posición de la mochila sobre la espalda debe ser correcta, deben usar las dos cinchas en ambos hombros, y llevarla lo más arriba posible, a la altura de la cintura, no por debajo.
Hay que desarrollar una buena musculatura, para ello hay que hacer ejercicio físico regular y adaptado a cada edad, fortaleciendo musculatura abdominal y espalda.
Si el niño es muy alto y delgado, tuviese escoliosis, o cualquier otra patología, o continúa con dolores a pesar de tomar todas las medidas de prevención deberá ser evaluado por su médico o pediatra.
Es importante tener en cuenta el peso de la mochila en relación a la masa del niño.

Se ha recomendado llevar y traer lo imprescindible para limitar la carga. Intentemos buscar el equilibrio entre la propagación de los gérmenes y la salud de las espaldas.

Deseo que estos consejos ayuden a prevenir lesiones y dolores de espalda de los niños y para aliviar sus molestias de espalda de ahora o de su futuro.